martes, 3 de marzo de 2009

Nos debemos...

Darío de Regoyos (1857-1913)
Aún nos debemos…

Nos debemos esas ansias olvidadas en un rincón
los recuerdos blindados que no tenemos,
el ahorita en cada momento, los brazos, los labios,
el corazón,
los mares de razonamientos inconclusos,
locuras amarradas al pestillo de la puerta,
las huidas a escondidas, el cigarro en cualquier farol.

Nos debemos tú y yo,
como si nos perteneciéramos,
esclavos de nuestros propios cuerpos,
sencillas jaulas hechas para nacer al amor,
donde se esconde el hacer de las madrugadas
tendenciosas, tercas al silencio,
nos debemos la huella de tu falda sobre mi pantalón.

Nos debemos tú y yo,
no hay más que eso,
en el amor…


Copyright © Eugenio.– Todos los derechos reservados

7 comentarios:

Luna dijo...

Eugenio, te he leído muchos poemas, te he dicho cómo me gustan, pero este, especialmente, lo encuentro encantador. Desde el título, y esa palabra en diminutivo que tanto me gusta.
Mi agradecimiento por compartirlo allá y aquí y por el detalle "ese". Un abrazo para vos!!! :)

Bibiana Poveda dijo...

En plena coincidencia con Luna, me ha parecido especialmente precioso, Euge. De una naturaleza romántica, como siempre, pero con ese vuelo más, más alto.
Me encantó.
Un abrazo, amigo!

maria magdalena dijo...

YA estaba extrañando, ese grito amor ...que te caracteriza, no hay palabras ,es espectacular!!! un beso.

Zarela dijo...

deberse es asegurarse el amor permanente, eres muy inteligente al desearlo, hermoso poema muy sencible sin rimas, llega directo al corazón, felicitaciones poeta

Eugenio dijo...

Gracias Luna, por gustarte lo que escribo, esa palabra que dices, se dice mucho por acá, y pues ya ves, el idioma toma distintas tonalidades en el continente.

Un beso

Eugenio dijo...

Bibi, es un honor el que me haces al pasar por acá, siempre es un gusto encontrarte entre mis amistades.

Un besote mi querida amiga.

Ligia dijo...

Hermoso poema, Eugenio. Nos debemos... casi nada, dos palabras, pero que dicen mucho. Abrazos